Influencia del ejercicio físico en el estado de salud y la (...).pdf Download fulltext

Influencia del ejercicio físico en el estado de salud y la calidad de vida en la población de 65 a 75 años que participa en el programa “Entra en acción” del Ayuntamiento de Zaragoza

Monzón Fernández, Araceli
Bernués Vázquez, Luis (dir.) ; Roche Asensio, María José (dir.)

Universidad de Zaragoza, 2013
(Fisiatría y Enfermería)


Resumen: INTRODUCCIÓN
El envejecimiento es un proceso natural y gradual, que no depende sólo de la edad cronológica y que produce cambios y trasformaciones a nivel biológico, psicológico y social, con repercusión en la calidad de vida de las personas mayores.
La práctica de ejercicio físico de forma regular mejora sustancialmente los aspectos relacionados con el mantenimiento y la mejora de la salud en cualquier edad y de forma especial en la edad avanzada. No obstante, el nivel de sedentarismo de la población es muy elevado y se observa un incremento a medida que aumenta la edad.
En España, de cada diez personas que practican deporte, sólo cuatro son mujeres, y sólo una es mayor de 60 años (Moscoso D y Moyano E, 2009)
HIPÓTESIS
Las mujeres de 65 a 75 años que asisten regularmente a Centros Municipales del Ayuntamiento de Zaragoza, y que participan en el programa de ejercicio físico ¿Entra en acción¿, presentan una mejor percepción de su calidad de vida y un mejor estado de salud que las que no participan en este programa
OBJETIVO GENERAL
- Conocer la influencia del ejercicio físico programado, sobre la calidad de vida y el estado de salud de la población de mujeres de 65 a 75 años, que participa en el programa ¿Entra en acción¿ del Ayuntamiento de Zaragoza, analizando diferentes variables como: aspectos sociodemográficos y de estilo de vida, datos antropométricos, calidad de vida percibida y hábitos dietéticos.
- Comparar los resultados con una población de similares características sociodemográficas, que acude a los centros cívicos del Ayuntamiento y que no realiza ejercicio físico programado.
MATERIAL Y MÉTODO
Estudio observacional descriptivo transversal. Población de estudio: Mujeres de 65 a 75 años que participan en el programa ¿Entra en acción¿ del Ayuntamiento de Zaragoza en el curso 2008-2009. Mujeres de 65 a 75 años que acuden a los Centros Cívicos del Ayuntamiento de Zaragoza, y no realizan ejercicio físico programado. Se determinó un tamaño muestral de 78 mujeres por grupo, mediante el programa MINITAB 13.
Los instrumentos para la recogida de datos fueron: Cuestionario sociodemográfico y de estilo de vida, Cuestionario sobre hábitos dietéticos, Medidas antropométricas, Cuestionario para la valoración de la calidad de vida percibida WHOQOL-BREF (World Health organization 1996).
El estudio estadístico se realizó con el software de estadística SPSS 15.0 para Windows. El nivel de confianza con el que trabajamos fue del 95%.
RESULTADOS
La muestra del estudio presenta el siguiente perfil sociodemográfico: Mujeres con una media de edad de 70 años, con un bajo nivel de estudios, que en la actualidad están jubiladas y realizando las tareas de su hogar, cuya actividad laboral anterior, mayoritariamente, era el servicio doméstico y cuyo entorno medioambiental era semejante.
Los dos grupos estudiados, tienen unos hábitos de alimentación muy similares, más del 90% de las mujeres toma verduras o ensaladas a diario y el 89% toma más de dos piezas de fruta al día, por lo que no podemos relacionar su consumo con la práctica de ejercicio físico.
Los resultados de las medidas antropométricas demuestran una mayor incidencia de obesidad, en las mujeres del grupo que no realiza ejercicio físico frente a las que sí lo realizan. En cuanto al IMC en el grupo que realiza ejercicio el 51% tiene sobrepeso, el 19,4 obesidad y el 29,6% tiene un peso normal, frente al 45,7 de sobrepeso, 44,6% obesidad y tan sólo 9,8% de peso normal en el grupo que no realiza ejercicio.
En cuanto al porcentaje de grasa corporal, dos tercios de las mujeres que realiza ejercicio (62,5%) tienen normopeso frente a un tercio (36,1%) de las que no lo realizan.
Los resultados obtenidos con la escala de Calidad de Vida WHAQOL-BREF son los siguientes: En la percepción de Calidad de Vida Global, se obtiene una diferencia de 10 puntos. En la percepción de Salud global la diferencia es de 8 puntos. En cuanto a los dominios, observamos las siguientes diferencias: En el dominio físico, 10,08 puntos, en el dominio psicológico, 6,59 puntos, en el dominio de Relaciones sociales 3,48 puntos y en el dominio de Medio ambiente la diferencia es de 5,81 puntos.
CONCLUSIONES
No se puede relacionar el nivel educativo ni el socioeconómico con la práctica de ejercicio en la muestra estudiada.
Las mujeres que realizan ejercicio tienen una percepción más positiva sobre su estado de salud con respecto a otras personas de su edad (93% frente a un 75%).
Los hábitos dietéticos, no muestran ninguna variación con relación al ejercicio físico en los dos grupos estudiados.
La práctica de ejercicio físico ha mostrado una correlación inversa con todos los parámetros antropométricos estudiados. El grupo que no practica ejercicio físico presenta una mayor prevalencia de obesidad que el que sí lo realiza
De los resultados de nuestro estudio, se desprende que existe una percepción mejor de la calidad de vida de las mujeres que realizan ejercicio físico, especialmente en los dominios Físico y Psicológico y en las preguntas globales de percepción de calidad de vida y del estado de Salud.


Resumen (otro idioma): 

Pal. clave: envejecimiento de la población ; calidad de vida

Área de conocimiento: Fisioterapia

Departamento: Fisiatría y Enfermería

Nota: Presentado: 16 01 2013
Nota: Tesis-Univ. Zaragoza, Fisiatría y Enfermería, 2013

Creative Commons License
Licencia Creative Commons.




Volver a la búsqueda

Texto completo:
Descargar el texto completo
PDF

Valore este documento:

Rate this document:
1
2
3
 
(Sin ninguna reseña)