Universidad de Zaragoza Custodiado por la Biblioteca de la Universidad de Zaragoza Premis-plugin for CDSInvenio, developed by Miguel Martín Miguel Martín González
oai:zaguan.unizar.es:9361 2015-03-25
spa Rodríguez Pérez, María José Conde Campos, Olga Durán Lalaguna, Concha La determinación del estado ecológico en los lagos de la cuenca del Ebro. La problemática del Galacho de Juslibol http://zaguan.unizar.es/record/9361/files/TAZ-TFM-2012-1003.pdf 1. La determinación del estado ecológico en los lagos de la cuenca del Ebro. La política de aguas es relativamente reciente en Europa. En la década de los 70 y en los años 90 se promulga abundante normativa en esta materia. Al aparecer contradicciones e interferencias entre las diferentes disposiciones surge la necesidad de unificar criterios y reformar la política comunitaria en materia de aguas. Nace así la Directiva Marco del Agua (Directiva 2000/60/CE), que ha sido transpuesta al ordenamiento jurídico interno. Esta normativa de carácter eminentemente ambiental hace referencia especialmente a aspectos cualitativos del agua y sus ecosistemas asociados. En ella se recoge como objetivo prioritario que es necesario que todas las masas de agua alcancen el buen estado en 2015 o a más tardar en 2021 o 2027. Se define el estado de las aguas superficiales como el peor valor entre su estado ecológico y su estado químico. El estado ecológico es una expresión de la calidad de la estructura y el funcionamiento de los ecosistemas acuáticos asociados a las aguas superficiales y, el estado químico se refiere a la concentración de sustancias prioritarias en las masas de agua. Una de las categorías de las masas de agua superficiales que hay que controlar según lo que se recoge en la DMA son los lagos, de ahí que la Confederación Hidrográfica del Ebro determine periódicamente su estado ecológico a través de indicadores de calidad biológicos, físico-químicos e hidromorfológicos. Durante los años 2007 a 2010 se ha realizado en la cuenca del Ebro un seguimiento continuado de un total de 60 lagos, de las 109 masas de agua declaradas dentro de esta categoría. La mayoría, un 62%, se han mantenido en un estado ecológico bueno o muy bueno y, sólo un 38% han presentado puntualmente estados ecológicos inferiores al bueno, siendo los responsables generalmente los elementos de calidad físico-químicos (el fósforo total y la conductividad) y, de los biológicos, el fitoplancton. Uno de los lagos estudiados dentro de la red de seguimiento de la Confederación Hidrográfica del Ebro es el Galacho de Juslibol. 2. La problemática del Galacho de Juslibol. El Galacho de Juslibol es un espacio con un alto valor paisajístico, ecológico y cultural situado aproximadamente a unos 5 km aguas arriba de la ciudad de Zaragoza, en la margen izquierda del río Ebro. Se formó durante la gran riada de finales de 1960. Es el último galacho formado por el río debido a que, en la actualidad, la regulación de caudales y la presencia de obras hidráulicas de defensa dificultan la formación de nuevos galachos. En este espacio único (de unas 100 hectáreas) coexisten, un ecosistema típico de humedal alrededor del brazo del río, una docena de lagunas antrópicas resultado de la extracción de gravas para la construcción, un gran escarpe o cortado de yesos y margas en cuya parte superior se extiende una inmensa estepa y un espacio agrícola que ha aprovechado la fertilidad de las tierras aportadas por el río en sus inundaciones. Por otro lado, forma parte de un sistema global que comprende todo el eje del Ebro y presenta una elevada conexión con las aguas superficiales y con las aguas subterráneas. Todas estas consideraciones contribuyeron a que el Ayuntamiento de Zaragoza lo adquiriera en 1984. En la actualidad, el Galacho sólo se encuentra conectado con el río Ebro a través del nivel freático con sus oscilaciones y en las épocas de crecida en las que se inunda desde el cauce principal. Sin embargo, la regulación de caudales y la disminución de crecidas pueden estar influyendo en la calidad de aguas de este humedal e indirectamente en la vida acuática. Varios estudios llevados a cabo recientemente permiten concluir que la gestión de este espacio tiene una enorme complejidad y no puede realizarse de forma aislada, sino que debe llevarse a cabo en conexión con otros espacios del eje del río Ebro, teniendo además en cuenta su interacción con las aguas superficiales y subterráneas. Es por ello que en el informe completo se realiza un análisis pormenorizado de ambas masas de agua. Además es importante mantener la conectividad del río con su llanura de inundación, por ello habría que recuperar algún espacio de inundación que permitiera la creación de nuevos humedales, aprovechando el deslinde del dominio público hidráulico. La calidad del agua en el meandro es inferior a buena. Para mejorar su estado se aconseja disminuir el uso de pesticidas y abonos procedentes de los regadíos en el espacio agrícola relacionado con la masa de agua, así como realizar un control de las poblaciones de ciprínidos. En cuanto a las lagunas, todas ellas también tienen exceso de poblaciones de peces exóticos que deterioran la calidad de sus aguas. Se plantea como opción para la mejora de su calidad la extracción de peces invasores mediante redes/pesca eléctrica o el empleo de ictiotóxicos (rotenona o antimicina) que han sido utilizados en espacios similares. Además alguna laguna presenta mejillón cebra, por lo que resultaría conveniente realizar seguimientos continuados de las poblaciones larvarias, tanto en el meandro como en las lagunas. También es importante concienciar a la población del riesgo que supone la proliferación de especies exóticas en los ecosistemas, en este sentido se están colocando carteles informativos en el Galacho. Unido a esto, es necesario hacer difusión y divulgación. Se consideran muy valiosos los programas educativos y de participación que han caracterizado los planes de gestión y uso público de este espacio, por lo que la divulgación que se hace desde el Centro de Información del Galacho debe ser promovida y mantenida. 2014-11-27
9361 20150325140135.0 TAZ-TFM-2012-1003 spa Rodríguez Pérez, María José La determinación del estado ecológico en los lagos de la cuenca del Ebro. La problemática del Galacho de Juslibol Zaragoza Universidad de Zaragoza 2012 by-nc-sa Creative Commons 3.0 http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/3.0/ Trabajo cargado por la Facultad de Economía y Empresa del Título Propio "Máster en Gestión Fluvial Sostenible y Gestión Integrada de Aguas" impartido desde la Escuela Politécnica Superior de Huesca 1. La determinación del estado ecológico en los lagos de la cuenca del Ebro. La política de aguas es relativamente reciente en Europa. En la década de los 70 y en los años 90 se promulga abundante normativa en esta materia. Al aparecer contradicciones e interferencias entre las diferentes disposiciones surge la necesidad de unificar criterios y reformar la política comunitaria en materia de aguas. Nace así la Directiva Marco del Agua (Directiva 2000/60/CE), que ha sido transpuesta al ordenamiento jurídico interno. Esta normativa de carácter eminentemente ambiental hace referencia especialmente a aspectos cualitativos del agua y sus ecosistemas asociados. En ella se recoge como objetivo prioritario que es necesario que todas las masas de agua alcancen el buen estado en 2015 o a más tardar en 2021 o 2027. Se define el estado de las aguas superficiales como el peor valor entre su estado ecológico y su estado químico. El estado ecológico es una expresión de la calidad de la estructura y el funcionamiento de los ecosistemas acuáticos asociados a las aguas superficiales y, el estado químico se refiere a la concentración de sustancias prioritarias en las masas de agua. Una de las categorías de las masas de agua superficiales que hay que controlar según lo que se recoge en la DMA son los lagos, de ahí que la Confederación Hidrográfica del Ebro determine periódicamente su estado ecológico a través de indicadores de calidad biológicos, físico-químicos e hidromorfológicos. Durante los años 2007 a 2010 se ha realizado en la cuenca del Ebro un seguimiento continuado de un total de 60 lagos, de las 109 masas de agua declaradas dentro de esta categoría. La mayoría, un 62%, se han mantenido en un estado ecológico bueno o muy bueno y, sólo un 38% han presentado puntualmente estados ecológicos inferiores al bueno, siendo los responsables generalmente los elementos de calidad físico-químicos (el fósforo total y la conductividad) y, de los biológicos, el fitoplancton. Uno de los lagos estudiados dentro de la red de seguimiento de la Confederación Hidrográfica del Ebro es el Galacho de Juslibol. 2. La problemática del Galacho de Juslibol. El Galacho de Juslibol es un espacio con un alto valor paisajístico, ecológico y cultural situado aproximadamente a unos 5 km aguas arriba de la ciudad de Zaragoza, en la margen izquierda del río Ebro. Se formó durante la gran riada de finales de 1960. Es el último galacho formado por el río debido a que, en la actualidad, la regulación de caudales y la presencia de obras hidráulicas de defensa dificultan la formación de nuevos galachos. En este espacio único (de unas 100 hectáreas) coexisten, un ecosistema típico de humedal alrededor del brazo del río, una docena de lagunas antrópicas resultado de la extracción de gravas para la construcción, un gran escarpe o cortado de yesos y margas en cuya parte superior se extiende una inmensa estepa y un espacio agrícola que ha aprovechado la fertilidad de las tierras aportadas por el río en sus inundaciones. Por otro lado, forma parte de un sistema global que comprende todo el eje del Ebro y presenta una elevada conexión con las aguas superficiales y con las aguas subterráneas. Todas estas consideraciones contribuyeron a que el Ayuntamiento de Zaragoza lo adquiriera en 1984. En la actualidad, el Galacho sólo se encuentra conectado con el río Ebro a través del nivel freático con sus oscilaciones y en las épocas de crecida en las que se inunda desde el cauce principal. Sin embargo, la regulación de caudales y la disminución de crecidas pueden estar influyendo en la calidad de aguas de este humedal e indirectamente en la vida acuática. Varios estudios llevados a cabo recientemente permiten concluir que la gestión de este espacio tiene una enorme complejidad y no puede realizarse de forma aislada, sino que debe llevarse a cabo en conexión con otros espacios del eje del río Ebro, teniendo además en cuenta su interacción con las aguas superficiales y subterráneas. Es por ello que en el informe completo se realiza un análisis pormenorizado de ambas masas de agua. Además es importante mantener la conectividad del río con su llanura de inundación, por ello habría que recuperar algún espacio de inundación que permitiera la creación de nuevos humedales, aprovechando el deslinde del dominio público hidráulico. La calidad del agua en el meandro es inferior a buena. Para mejorar su estado se aconseja disminuir el uso de pesticidas y abonos procedentes de los regadíos en el espacio agrícola relacionado con la masa de agua, así como realizar un control de las poblaciones de ciprínidos. En cuanto a las lagunas, todas ellas también tienen exceso de poblaciones de peces exóticos que deterioran la calidad de sus aguas. Se plantea como opción para la mejora de su calidad la extracción de peces invasores mediante redes/pesca eléctrica o el empleo de ictiotóxicos (rotenona o antimicina) que han sido utilizados en espacios similares. Además alguna laguna presenta mejillón cebra, por lo que resultaría conveniente realizar seguimientos continuados de las poblaciones larvarias, tanto en el meandro como en las lagunas. También es importante concienciar a la población del riesgo que supone la proliferación de especies exóticas en los ecosistemas, en este sentido se están colocando carteles informativos en el Galacho. Unido a esto, es necesario hacer difusión y divulgación. Se consideran muy valiosos los programas educativos y de participación que han caracterizado los planes de gestión y uso público de este espacio, por lo que la divulgación que se hace desde el Centro de Información del Galacho debe ser promovida y mantenida. Máster en Gestión Fluvial Sostenible y Gestión Integrada de Aguas Derechos regulados por licencia Creative Commons estado ecológico lago galacho indicadores métricas calidad galacho de juslibol juslibol (zaragoza) Conde Campos, Olga dir. Durán Lalaguna, Concha dir. Universidad de Zaragoza tfbib1@unizar.es 4176519 http://zaguan.unizar.es/record/9361/files/TAZ-TFM-2012-1003.pdf Memoria (spa) oai:zaguan.unizar.es:9361 trabajos-fin-master driver TAZ TFM ECON URI http://zaguan.unizar.es/record/9361 SUPPORTED 0 MD5 http://zaguan.unizar.es/record/9361/files/TAZ-TFM-2012-1003.md5 0 image/x.djvu 6 http://djvu.sourceforge.net/abstract.html DJVU/6 Profile information Lizardtech Document Express Enterprise 5.1 0 URI http://zaguan.unizar.es/record/9361/files/TAZ-TFM-2012-1003.pdf disk Minimum View Print Visualization of DJVU requires specific software, like DjVu Browser Plugin URI http://creativecommons.org/licenses/by-nc/3.0 URI http://creativecommons.org/licenses/by-nc/3.0 license URI http://creativecommons.org/licenses/by-nc/3.0 You are free to adapt, copy, transmite or distribute the work under the following conditions: (1) You must attribute the work in the manner specified by the author or licensor (but not in any way that suggests that they endorse you or your use of the work). (2) You may not use this work for commercial purposes (3) For any reuse or distribution, you must make clear to others the license terms of this work (4) Any of the above conditions can be waived if you get permission from the copyright holder (5) Nothing in this license impairs or restricts the author's moral rights This object is licensed under Creative Common Attribution-NonCommercial 3.0 (further details: http://creativecommons.org/licenses/by-nc/3.0/). Universidad de Zaragoza Automatizacion de Bibliotecas Edif. Matematicas, Pedro Cerbuna 12, 50009 Zaragoza auto.buz@unizar.es